NUEVA PROMOCIÓN


REVISA NUESTRO APARTADO DE "PROMOCIONES" Y DESCUBRE TODO UN MUNDO DE SENSACIONES AHORA A UN PRECIO IRRESISTIBLE.
  

Efectos del estres

 

 

Las múltiples tensiones de la vida diaria y todo el conjunto de preocupaciones del que pueden verse acompañadas provocan un determinado grado de tensión psíquica frente a la cual cada persona reacciona de forma diferente. Esta hiperactividad cerebral y emocional tiene sus consecuencias en nuestro cuerpo, que puede responder a las mismas por medio de múltiples manifestaciones no deseadas.

La manifestación más frecuente es, sin duda, la sensación de incomodidad unida a una tensión muscular duradera, a veces agravada por tensiones físicas, como el mantenimiento prolongado de posturas no adecuadas para el bienestar de nuestro organismo.

Durante estos episodios de estrés, resulta difícil relajarse; los músculos están constantemente demasiado tensos, lo cual provoca sensaciones muy incómodas o incluso dolorosas.

Efectos del masaje


Efectos sobre la circulación en general

El masaje actúa sobre los tres niveles: arterial, venoso y linfático. Sobre la circulación arterial se produce un aumento de flujo sanguíneo arterial que da lugar a un enriquecimiento de oxigeno y sustancias nutricias con aumento del metabolismo local. Algunos autores sostienen que se produce un ligero descenso (poco significativo) de la tensión arterial en una sesión larga y sostenida de masaje. Con el masaje superficial se produce primero una vasoconstricción y posteriormente una vaso dilatación por lo que aumenta la circulación capilar.

Sobre la circulación venosa se acelera el flujo venoso o circulación de retorno, especialmente si el masaje es en sentido centrípeto. Es especialmente favorable para los trastornos venosos periféricos leves. Se mejora la evacuación de residuos del trabajo muscular y se mejora las condiciones de recuperación de los músculos.

Efectos Psicológicos

Adicionalmente a los beneficios sobre la parte física, el masaje tiene un efecto calmante y relajante. Se puede liberar al paciente de sus tensiones cotidianas y ponerlo en un estado de ánimo favorable para la curación de cualquier dolencia, aun cuando la misma no mejore directamente como consecuencia derivada del masaje.